domingo, 10 de diciembre de 2006

Al infierno el dictador

Dios me libre de desearle nunca la muerte a alguien, pero hoy el mundo es un poco menos malo.

Lastima que no haya podido ser juzgado y condenado, aunque gracias a Dios se cierra (pero no se olvida) una pagina negra de la historia reciente.

3 comentarios:

Enfeitizado dijo...

Por lo menos ha pisado la carcel, que pocos dictadores lo hayan echo. E imagino que el juicio seguirá, pues hay victimas que indemnizar.

Por cierto, es posible que pase aqui el fin de año

que de que dijo...

Lastima que no lo matasen una vez por cada uno de los que mato, obviamente reviviendole despues de cada muerte y cuando hubiese pasado la ultima muerte que lo resucitasen para cumplir condena y luego quemarlo en la hoguera...que coraje me dan...que coraje...

babiolo dijo...

la lástima es q no le hayan echo sufrir ni una milésima parte del horror q provocó,pero bueno ...uno menos